(Español) Convocatoria Tercer Encuentro Internacional de Liberadoras y Liberadores de la Madre Tierra

Leider ist der Eintrag nur auf Europäisches Spanisch und Französisch verfügbar. Der Inhalt wird in der Standard-Sprache dieser Website angezeigt. Sie können einen Link anklicken, um zu einer anderen verfügbaren Sprache zu wechseln.

Saberes para la liberación de la Madre Tierra

Hermanas, hermanos, parces, amistades, panas de Abya Yala y del mundo:

Si vieran que saboreando todavía lo que ha sido la Marcha de la comida, entre sien y sien se nos atraviesa una pregunta: ¿para qué luchamos?, ¿cuál es el alcance de nuestra lucha?

Es que los últimos meses han sido de movilización permanente en toda Colombia. Como Proceso de liberación siempre estamos atentas, atentos. Nos preguntan con frencuencia, ¿ustedes, no se van a movilizar? Y siempre respondemos: estamos movilizados desde diciembre de 2014 y no hemos tenido pausa.

Hablando de movilizaciones, entre marzo y abril ocurrió el bloqueo más grande en la historia del movimiento indígena en Colombia. Algunas organizaciones campesinas, afros y populares se sumaron. Durante 28 días la carretera Panamericana, la arteria de América, fue taponada por alrededor de 20 mil personas que lograron esa tremenda hazaña. Después de ese tiempo y esa hazaña la movilización no logró los objetivos políticos ni reivindicativos pretendidos. Logros hubo, pero como dicen los muchachos, este tema nos dejó cabezones. Pensando mucho, pues.

Ya lo había dicho Cristóbal Secue por allá en 2001, unos meses antes de su asesinato, mientras marchaba hacia Cali, en una de tantas marchas que hemos hecho, muy a su estilo: “parecemos güevones marchando acá en vez de meternos a recuperar fincas”. A Duque y al empresariado no les dolió para nada el taponamiento de la arteria (mientras tuvieran la vía alterna), pero sí les duele perder las tierras que un día ganaron a punta de despojo y usurpación. Así como al pueblo pueblo no le duele que nos metamos en las fincas, pero también se ve afectado cuando taponamos la vía.

Y en todo caso, ya sea metiéndonos a las fincas o taponando la vía, qué es lo que buscamos. ¿Unas hectáreas de tierra, unos miles de millones, según el caso? ¿Con eso se resuelve el problema? Como dijo Mario Benedeti en un poema, la cosa es muchísimo más grave. Es que el hombre andaba enamorao de un encanto que se le metió en el fondo del alma. ¿Qué es lo grave? ¿Cuál es el encanto?

Lo muchísimo más grave lo hemos dicho de muchos modos: aquí el problema de fondo es que la Madre Tierra está esclavizada y enferma y nos estamos haciendo los locos. Tres síntomas lo muestran: fiebre o calentamiento global, extinción masiva de especies y crisis humanitaria. Los polos y los glaciares se derriten, las especies desaparecen a un ritmo acelerado, las hambrunas, las pandemias, el genocidio, el dolor se hacen comunes. Ante la enfermedad de Uma Kiwe, causada por el modelo de desarrollo capitalista, los humanos venimos ensayando remedios.

El primer remedio ha sido tomarse el Estado o partecitas del Estado por la vía armada o por la vía electoral. El logro, a grandes trazos, ha sido resolver algunas necesidades humanas y decretar los derechos de la Madre Tierra. Pero incluso los gobiernos progresistas profundizaron el extractivismo. Otras experiencias, al no poder tomarse el Estado, caso Colombia, se tomaron parte (alcaldías, gobernaciones, senado…) logrando frutos puntuales. En todo o en parte, tomarse el Estado ha sido un intento sin resultados frente al problema de fondo. Como dijo Ménem un día: antes estabamos al borde del abismo, hoy ya hemos dado un paso al frente.

Los movimientos ambientalistas vienen dando una gran pelea y logran meterse en los organismos multilaterales o en sus eventos. El Estado y la legalidad desde arriba toman la centralidad. El gigantezco esfuerzo de los movimientos y algunos gobiernos en las COP es rápidamente amortiguado y disuelto por las potencias y las multinacionales.

A este punto hay que reconocer que ninguno de estos remedios ha dado con el chiste.

Hacia nuevos horizontes, otro remedio son las luchas autonomistas. Muchas experiencias, abrazadas al pensamiento crítico, le dan la pelea al monstruo capitalista. Los frutos brotan en muchos rincones del mundo, se agrieta el monstruo. Se ve patente, eso sí, que son luchas con una alta dosis de humanismo. Buen punto para seguir abriendo horizontes porque humanismo y Madre Tierra no combinan.

El otro remedio, invisibilizado, innombrado, lo viene dando la misma Madre Tierra: sigue luchando para que la vida, como a ella le gusta, como a ella le tomó millones de años tejerlo, siga siendo: intenta enfriar el clima, hace crecer yerba en la tierra arrazada, mantiene los vientos, la lluvia, derrumba por su cuenta megaobras… Parte de su ‘lucha’ ha sido poner en las sabidurías ancestrales el mismo latir del resto de los seres que son junto con nosotros. Los pueblos arraigados a la Tierra son quienes sostienen las resistencias en el ‘campo humano’ de un modo muy sencillo: siendo lo que siempre hemos sido. O volviendo a ser. Ese remedio que ya está es el que falta.

Ese remedio que falta está regado a lo largo del mundo, a lo largo de las luchas. Porque el monstruo aún no logra dejarnos zumbos. Las sabidurías ancestrales duermen dentro de cada uno de los pueblos colonizados. Muchas veces esos saberes se manifiestan dando lindos frutos. Y entonces ocurre el encanto: volvemos a ser lo que somos, nos hacemos Madre Tierra. Y brota una ofensiva que desconcierta al poder.

(El monstruo se desconcierta. Y, al ver las luchas dispersas, se relaja: tú tranquilo, dice).

Los saberes desde abajo, es decir los que vienen desde la Madre Tierra, no solo humanos, sino todos los saberes desde abajo, son los que en definitiva darán la pelea al monstruo. Dicho de otro modo: el sujeto de la revolución es una sujeta: Uma Kiwe liberándose. Nosotras, nosotros, las luchas pues, venimos siendo el ‘frente humano’. Hay también el frente de las bacterias, de los hongos, de los artrópodos, felinos, árboles, aguas… La Madre Tierra tiene más frentes que todas las guerrillas de la historia humana juntas.

Entonces la movilización, la resistencia, el remedio (difícil que quepa aquí la palabra autonomía) es la migración de las aves cada año, el ciclo de las mariposas que a pesar de todo se sostiene, el crecimiento del placton, el ritual de fecundación de los arrecifes de coral en luna llena año tras año; el cuidado y siembra de las semillas; los guatines, abejas, cuzumbos, culebras que retornan a las fincas en proceso de liberación; los humanos, que sostenemos tantas luchas al rededor del mundo. Todo junto, es la Madre Tierra resistiendo, frenteando al monstruo. La Madre Tierra liberándose.

Volviendo a Benedetti, este es el encanto que enamora. Para eso luchamos, ese es el alcance de nuestra lucha.

En este tercer encuentro les invitamos a compartir nuestros saberes, los saberes de las luchas, para ponernos en el mismo latir de los seres de Uma Kiwe que vienen dando la pelea. A compartir los saberes para la liberación de la Madre Tierra, especialmente en siete campos: agroecología, tecnología, formación política, comunicación, arte, economía y cocina.

Quién invita

Somos el Proceso de liberación de Uma Kiwe, Madre Tierra, comunidades del pueblo nasa del norte del Cauca, gente que hacemos parte de cabildos indígenas, que estamos en lucha contra la conquista desde 1538. En los últimos 47 años hemos andado con una plataforma de lucha de 10 puntos que nos llevó a recuperar la tierra y ampliar el territorio. Hace cinco años, frente a un modelo económico agresivo y poderoso que esclaviza la Tierra y la enferma, que extingue la vida, que siembra y cosecha dolor, decidimos pasar a la ofensiva entrando directamente en fincas del capitalismo a cortar el monocultivo de caña, sembrar comida, pastorear animales para desde allí liberarnos junto con la Madre Tierra.

A quiénes invitamos

A los parches que nos juntamos en la Marcha de la comida en Cali, Manizales, Medellín, Bogotá y a los que se unieron desde Popayán, Toribío, Palmira, Armenia, Tunja y el oriente antioqueño.

A las comunidades del norte del Cauca que a la fuerza recuperaron un territorio que los terratenientes habían robado desde el siglo XIX.

A las comunidades afros y campesinas del norte del Cauca, que también luchan y resisten.

A las luchas, pueblos, procesos, movimientos, colectivas, colectivos; a la gente que desde una práctica concreta le está dando la pelea al capitalismo en Colombia, Abya Yala, el mundo. No para acomodarse adentro del monstruo sino para dejarlo de lado, para inventar otros mundos.

A parches, comunidades, luchas, que quieran compartir sus saberes para liberar Uma Kiwe.

A qué invitamos

Pues a lo que ya dijimos: a compartir los saberes del “frente humano”, las luchas que frentean el capitalismo; los saberes para liberar Uma Kiwe.

¿Qué saberes? Por ahora siete saberes, que serán siete cambuches (mesas de trabajo, que llaman, pero como acá no tenemos mesas sino cambuches…):

1. Cambuche de agroecología: semillas, abonos, cultivos, calendarios, prácticas agropecuarias
2. Cambuche de tecnologías ecológicas: inventos, técnicas, máquinas, herramientas
3. Cambuche de procesos de formación política: escuelas de formación, itinerancias, alter-universidades
4. Cambuche de procesos de comunicación: escuelas, colectivos, uso de tecnologías, medios alternativos
5. Cambuche de procesos artísticos: experiencias, escuelas artísticas, arte para la lucha
6. Cambuche de economías propias: trueques, grupos asociativos, otras monedas
7. Cambuche de la cocina: comidas ancestrales.

No cualquier saber, no cualquier proceso, no cualquier economía: solo los que liberan la Madre Tierra. Desde una práctica concreta. No proyectos sino experiencias reales.

Estos saberes-cambuches en sí mismos están entretejidos. No es posible parcelar la vida. La siembra es arte. El cultivo de maíz es político. Las semillas propias son economía. La comunicación es conexión de todo lo que existe, la tecnología es arte y política y economía… Es por asuntos metodológicos que lo trabajaremos en siete cambuches. En cada cambuche tendremos presentes los otros seis.

Cómo va a ser el Encuentro

El Tercer Encuentro lo hacemos a casi cinco años de estar liberando la Madre Tierra desde estas fincas en el norte del Cauca. Hace un año, en el Segundo Encuentro, celebrábamos que habíamos cumplido toda nuestra agenda en un periodo de tres años. Luego, ¿qué sigue?, nos preguntamos. Entonces entramos en otras fincas, hicimos más mingas, cosechamos nuevas cosechas, comimos otros manjares, convivimos con nuevos animales, hicimos otra tanda de la escuela política, con cerca de 100 graduandxs, y acabamos de hacer la Segunda Marcha de la comida. En esta vuelta al Sol, mucho es lo que hemos hecho y por eso mucho hemos aprendido. Toda una escuela política.

Entonces, este Tercer Encuentro, va a ser según lo hecho y lo aprendido. Va a ser una parte de nuestra escuela política.

Primera parte: preparación

Construir el sentido, la temática, la metodología, la gestión, la logística, los cambuches del Encuentro.

Segunda parte: los cuatro días de encuentro

1. Bienvenida. Poner el corazón y las manos en la tierra: minga comunitaria.
2. Primera montonera. Saludo y apertura, sentido del Encuentro.
3. Cambuche de saberes: compartir en siete cambuches. Cada cambuche un saber.
4. Segunda montonera. Lo que hicimos y aprendimos en los siete cambuches.
Danzas ancestrales y modernas, bebidas ancestrales.

Como ven, habrá dos momentos de montonera (plenaria) y el resto del tiempo es de compartir en los siete saberes-cambuches. La cocina es uno de los siete cambuches.

En cada cambuche habrá tiempo para el compartir de experiencias pero también para hacer cosas prácticas (talleres, que llaman). Por ejemplo: en la cocina, preparar mote nasa; en el cambuche de tecnología, hacer una poderosa (uy, qué será éso); en el cambuche de agroecología hacer abono; etc. Cosa que iremos organizando. Al momento de inscribirse contar si tiene una propuesta de taller. Por razones de tiempo y espacio tendremos que escoger de entre todas las propuestas los más sencillos, cortos y pertinentes. Calculamos que una hora es un buen tiempo y que en todo caso los talleres serán simultáneos.

Para todos los participantes: recomendamos realizar la inscripción al 3er encuentro antes de llegar a la Albania através de éste link, así se evitará la fila al llegar,  así mismo ésta inscripción previa será necesaria si se quiere proponer algún taller dentro de los cambuches-saberes, cualquier duda escribirnos a:  liberaciondelamadretierra@riseup.net; liberemoslatierra@gmail.com

Agenda del encuentro

8 de agosto
Llegada a la vereda El Pílamo, resguardo indígena de López Adentro
Registro de participantes
Instalación de cambuches
Organización de comisiones de autogestión del Encuentro

9 de agosto
Minga comunitaria
Primera montonera. Saludo y apertura, sentido del Encuentro.
Cambuche de saberes: compartir en siete cambuches.
Noche artística y mágica.

10 de agosto
Cambuche de saberes: compartir en siete cambuches.
Noche artística y mágica.

11 de agosto
Cambuche de saberes: compartir en siete cambuches.
Segunda montonera: Lo que hicimos y aprendimos en los siete cambuches.
Espacio de Trueque
Despedida. Danzas ancestrales y modernas, bebidas ancestrales.

Con qué vamos a hacer el encuentro

El proceso de liberación de la Madre Tierra es autogestionado, no recibe subsidios de ninguna institución ni depende de ningún proyecto de cooperación. Lo único que tiene para entregar es la fuerza de su modo de vida y es esa fuerza y modo de vida lo que ponemos por delante para entregarle al mundo, y sentimos que es eso lo que nos sustenta para invitarlos e invitarlas a este Encuentro.

El Tercer Encuentro Internacional de Liberadoras y Liberadores de la Madre Tierra solo es posible con el aporte de cada pueblo, proceso, colectivo, movimiento, lucha partícipe. Hay personas y colectivos por todas partes que están dispuestas a apoyar con transportes, alimentación y materiales para la realización de este evento. Con algunos de ellos ya hemos conversado y con otros vamos a conversar.

Para recoger fondos con destino al encuentro hemos puesto en venta camisas con dibujos de la liberación, con compas de la Minga de comunicación en varias ciudades de Colombia, que lograrán financiar algunos pasajes. Así, realizaremos distintas actividades con el fin de recolectar fondos y tocaremos varias puertas que incondicionalmente quieran apoyar el Tercer Encuentro Internacional.

Desde el Segundo Encuentro en Vista Hermosa y durante encuentros en las ciudades de la Marcha de la comida, algunos procesos y parches se comprometieron en apoyar con la gestión para que algunos procesos internacionales puedan llegar. Qué buena noticia, ¿cierto?

Cuándo llegar

La llegada es el día jueves 8 de agosto de 2019, a lo largo del día, a la vereda El Pílamo, resguardo indígena de López Adentro.

Cómo llegar

El lugar del encuentro es la vereda El Pílamo, resguardo indígena de López Adentro, en Caloto, Cauca.

Vía terrestre:

– Para quienes llegan desde el sur, es necesario llegar de Popayán a Santander de Quilichao. Allí tomar un bus que va hacia Corinto y pedirle al ayudante del bus que les deje en El Pílamo. El pasaje vale 4000 pesos. En gallada se puede pedir rebaja.

– Para quienes llegan desde el norte, es necesario llegar a Cali. Allí, en el terminal de transportes, hay que tomar un bus que va a Santander de Quilichao. El pasaje vale 5000 o 5800 pesos según el bus que se tome. El de 5800 va directo. En Santander, tomar un bus que va hacia Corinto y pedirle al ayudante del bus que les deje en El Pílamo. El pasaje vale 4000 pesos. En gallada se puede pedir rebaja.

Vía aérea:

Para quienes llegan vía aérea lo harán al aeropuerto de Cali, de donde sale una buseta de transporte público al terminal de transportes de Cali. Allí, hay que tomar un bus que va a Santander de Quilichao. El pasaje vale 5000 o 5800 pesos según el bus que se tome. El de 5800 va directo. En Santander, tomar un bus que va hacia Corinto y pedirle al ayudante del bus que les deje en El Pílamo. El pasaje vale 4000 pesos.

Con qué llegar

El Pílamo es una vereda de clima caliente. Agosto es tiempo de verano. Traigan el kit minguero: camping, aislante, plato, cuchara, cobija. Hay bastantes zancudos.

Como es un encuentro autogestionado les recomendamos que traigan un aporte en dinero para tener qué echarle a la olla. Monto del aporte: 35.000 pesos.

Durante el Encuentro ubicaremos un momento para hacer trueque así que no olviden traer artesanías, libros, videos, camisas, semillas, alimentos, etc.

Criterios para la participación

El Encuentro es un momento muy importante para la Liberación de la Madre Tierra y para todas las luchas presentes. A quien no tenga como plan participar activamente le recomendamos abstenerse de llegar al sitio.

Esta vez haremos las incripciones en línea. Por eso les pedimos estar pendientes de nuestra web para que puedan inscribirse.

La guardia indígena está encargada del tema de seguridad. A la entrada del lugar de encuentro habrá requisa de gente y maletas. Durante el encuentro la guardia estará atenta de cualquier movimiento sospechoso para evitar infiltración y otras situaciones de riesgo.

Durante el encuentro, a la hora del trabajo en los cambuche de saberes, buscaremos que todos los parches tengan la posibilidad de compartir su experiencia. En caso de que haya muchos muchos, daremos prioridad a algunos procesos, por lo que le pedimos paciencia y comprensión.

El Encuentro no es una feria o un evento comercial. No habrá espacio para ventas externas. Solo como Proceso de liberación haremos nuestras ventas en momentos en que no generen distracción.

El día para compartir el baile y las bebidas ancestrales será solo el domingo 11 de agosto en la noche.

La actividad de Trueque está programada para el día domingo 11 de agosto en la tarde.

Las noches están dedicadas a momentos artísticos culturales. La agenda de estos momentos se irá organizando día a día. Sin embargo, si desde ya tienen preparada una obra, una danza, etc., les pedimos que lo mencionen al momento de inscribirse en linea para tenerles en cuenta.

El día de llegada, el jueves 8, se hará el registro de participantes, para verificar a quienes se hayan registrado en línea (e inscribir a quienes no hayan alcanzado a hacerlo) y para la ‘escarapela’.

Preguntas frecuentes

– ¿Habrá ventas? Sí, de la comunidad liberadora que ha preparado unas ventas para recoger algunos pesos. No habrá comida chatarra, ni lo sueñen. Las ventas no distraerán el Encuentro.

– ¿Habrá un espacio para el trueque? Sí, será el domingo 11 de agosto.

– ¿Música? Por supuesto, algunos grupos musicales nos alegrarán el espíritu a punta de notas.

– ¿Habrá wifi? Claro, los espíritus del ancho Urano estarán todo el tiempo enviando señales a ver quién las pesca.

– ¿En el lugar hay cajero automático? No.

– ¿Habrá páneles y ponencias? No, no es un espacio académico.

– ¿Habrá invitados importantes? Claro, y también invitadas. Toda la gente que llegue al Encuentro es importante.

– ¿Pero, digamos, gente bien importante, que sobresalga? Uhm.

– ¿Habrá comida vegetariana? Por supuesto: una olla vegetariana y otra carnícola.

– ¿Se puede apoyar la hecha de la comida? Habrá grupos-turnos para preparar los alimentos. Y así, habrá grupos-turnos para autogestionar cada momento del encuentro.

– ¿Ustedes son parte de la organización indígena? Pues claro, somos comunidades que caminamos la plataforma del lucha del CRIC.

 

Proceso de liberación de la Madre Tierra

Pueblo nasa, norte del Cauca, Colombia

4 Responses

  1. Sicosónica

    En Chile hay suficientes agrupaciones ecológicas y de protección de la PACHA MAMA, también podríamos hacer una conferencia paralela y contactarnos con ustedes a través de la web. Gracias por su lucha, gracias por su fuerza y convicción

Leave a Reply