La movilización de las cosechas: Segunda Marcha de la comida. Marzo de 2019

Español | Français | Deutsch

Ahora que cumplimos 27 años desde que el estado colombiano masacró 20 hermanas y hermanos nuestros en la hacienda el Nilo. Ahora que cumplimos cuatro años de haber pasado a la ofensiva contra el capitalismo entrando a liberar a Uma Kiwe desde las haciendas cañeras que la esclavizan. Ahora que es hora, ponemos en marcha la Segunda Marcha de la Comida. Las cosechas de las tierras en vía de liberación entran al baile. Seis chivas repletas de comida y gente saldrán desde la liberación hacia cinco ciudades de Colombia para compartirla allí con gentes de procesos populares que también andan sembrando, luchando.

Y la Marcha puntea con estos frutos mayores, seis regalos que nos ha dado Uma Kiwe y que el estado colombiano nos ha quitado en estos cuatro años: Guillermo Paví, Javier Oteca, Daniel Felipe, Héctor Latín, Ramón Ascue, Fredy Yulián. Muertos no están, pero cómo hacen falta acá entre nosotras y nosotros con su bulla, su silencio, sus resabios, su recocha, su caminar en la liberación. Bueno, están vivos y acá van punteando la Segunda Marcha de la comida para liberación de la Uma Kiwe. Por ahí nos van alumbrando el camino.

Como ven, han sido cuatro años difíciles. Asesinatos, heridas, persecución, represión, ataques militares, ataques jurídicos, ataques mediáticos, amenazas, intentos de controlarnos, ofertas para que abandonemos, comentarios malintencionados, señalamientos, intimidación… Con la Marcha como horizonte, una liberadora lo resume así: esta comida que vamos a compartirles nos ha costado sangre. En los pocos tiempos de tregua, han sido cuatro años de crecimimiento, de aprender, de ver crecer monte, animales, agua, gente. Mucha comida hemos cosechado y seguimos cosechando. No han faltado las debilidades, propias de un proceso como el que llevamos ante un monstruo como el que enfrentamos. También las hemos enfrentado y nos queda mucho por hacer. En todo caso, en cuatro años no caimos en los múltiples intentos de controlarnos, no nos dejamos tentar por las ofertas de proyectos o tierras a cambio de que abandonemos, mantenemos la autogestión, tres mil hectáreas de tierra vuelven al ritmo de Uma Kiwe y ante las amenazas de muerte entramos en una nueva hacienda: Jagüito.

La liberación de Uma Kiwe, claro, no es una lucha de nasas para nasas. Ya lo hemos dicho: “para que otros seres sean, arriesgamos nuestro ser”. Y los seres son muy agradecidos: por las tierras en proceso de liberación cruzan caravanas de insectos, sapos, ranas, culebras, guatines, pájaros, perros, gatos, vacas; matas de plátano, maíz, fríjol, yuca, rascadera, zapallo, tomate, cilantro, rastrojo y monte; gentes de distintas tierras, energías y luchas. Y al verle la cara a todos estos seres es que sacamos fuerza para decir que estamos liberando Uma Kiwe y que esta lucha no es solo para nosotras y nosotros.

Y como esta no es una lucha de nasas para nasas nos vamos para la ciudad a compartir las cosechas de la liberación. La primera Marcha de la comida la realizamos en marzo de 2018. La segunda será una vuelta al Sol después: el 30 y 31 marzo de 2019.

Video de la primera Marcha de la comida. Marzo de 2018.

La siembra hacia la Segunda Marcha de la comida

Maíz: En el segundo Encuentro internacional de liberadoras y liberadores de la Madre Tierra, que realizamos en junio de 2018 en Vista Hermosa, acordamos que en 2019 haremos la Marcha de la comida en seis ciudades: Tunja, Bogotá, Medellín, Manizales, Armenia y Cali.

Rascadera: Entre noviembre y diciembre hemos recorrido las seis ciudades para reunirnos con los colectivos, colectivas, procesos, movimientos, luchas que estuvieron en Vista Hermosa y que desde la ciudad frentean el monstruo capitalista. De este recorrido resultó la confirmación de las ciudades, la confirmación de procesos y colectivos que tejen con la liberación y la conformación de equipos de lucha para sacar la Marcha adelante.

Fríjol: Las ciudades que confirman son: Bogotá, Medellín, Manizales y Cali. Los colectivos de Tunja se unen esta vez a la marcha en Bogotá, y Armenia espera una pronta oportunidad para confirmar, lo cual es lo más probable. En cada ciudad la Marcha llega a sectores populares donde hay luchas de resistencia.

Yuca: En cada ciudad, además de conformar los equipos de lucha (para no decir de trabajo, palabra de poco sentido y gracia), se escogieron los sitios para hacer las siembras desde este mes de diciembre con destino a la Marcha de la comida; también quedó el compromiso de acercarse a otros procesos agroecológicos cercanos a las ciudades para ir tejiendo hacia la Marcha.

Plátano: La liberación de la Madre Tierra se compromete a poner seis chivas de gente y revuelto (comida), una chiva por cada ciudad (a una ciudad van dos chivas, por lo que dijimos antes). Ya escogimos también los terrenos para la siembra en lugares estratégicos porque, como sabemos, los capitalistas le tienen terror a una mata de maíz y la destruyen en gigantezcos operativos. En los procesos de base a donde llega la Marcha en las ciudades se comparte las cosechas, las que llegan desde la liberación y las que se recogen en los huertos de cada ciudad.

Zapallo: Se conforma la Minga de comunicación para la Marcha de la comida con compas delegades de cada una de las ciudades.

La Marcha del corazón: el palabreo

Hace unos siglos la base de la alimentación humana eran unos 3000 vegetales, hoy son cinco granos. Cuatro grandes monstruos controlan los alimentos que comemos, deciden lo que comemos. La cadena alimentaria se maneja desde arriba para que unos cuantos engorden su riqueza con el hambre humana y la esclavitud de la Tierra. Ante la dictadura alimentaria, liberación de la Madre Tierra.

La segunda Marcha de la comida ya no es la cadena desde arriba, es el tejido de muchas manos desde abajo, arraigadas a pueblos, procesos, movimientos, colectivos, colectivas para compartir los frutos concretos de las luchas que liberan la Tierra. Es un largo y bonito tejido, una gran minga de muchas manos, corazones, energías, espíritus, animalitos, bichitos, astros. ¿Cómo ocurre todo eso? ¿Cómo ocurre la liberación desde allí?

Una parte que compone esta Marcha es la siembra. Otra es “lo político”, la marcha del pensamiento y del corazón, el palabreo alrededor de estas preguntas:

¿Cómo brota el alimento desde el sentir y ritmo de Uma Kiwe?

¿De dónde viene lo que comemos?

¿Cómo estamos liberando desde cada lugar?

La agenda en las ciudades

Cada ciudad, los procesos y parches allí, hacen su propia agenda para los cultivos y el palabreo. En los próximos encuentros haremos la agenda de los días 30 y 31 de marzo y lo estaremos contando.

Desalambrarte

La acción artística desde la liberación de la Madre Tierra, Desalambrarte, se activa para la segunda Marcha de la comida, con mucha creatividad, pasión, compromiso; mejor dicho, arte desde abajo.

Preguntas frecuentes

Abrimos el chat un momento para responder inquietudes:

¿Mirá ve, se financian con plata del gobierno o de una oenegé?

No, nuestra luchas es autogestionada. Para la Marcha de la comida en cada ciudad hay equipos de autogestión tanto para lo local como para toda la vuelta. Los apoyos que se reciben son incondicionales. Mantendremos nuestra atención en que nadie intente coptar ni que protagonice con la Marcha.

¿Vea parce, hacen parte de algún partido político o más concreto ya le empiezan la campaña a Pestrosky?

Jaja, muy gracioso. Pero no, no somos partido político ni les hacemos campaña. No creemos que la liberación de Uma Kiwe se logre desde el estado. Y un poco más: la liberación de Uma Kiwe no cabe en una constitución política.

Sumercé, ustedes hablan muy bonito, seguro tienen mucha asesoría, mucha gente que los entrena.

Hay gente que ha llegado acá con esa intención. Pero pronto se dan cuenta del error y entonces guardan silencio y empiezan un lindo proceso: aprender de la gente sencilla y sabia que libera la Madre Tierra.

Mire, le voy a decir una de las cosas, ustedes son maoistas solo que no se han dado cuenta…

Jajaja, eso nos dijo alguien en el Segundo encuentro internacional. Nosotras, nosotros, decimos que es tiempo de respetarnos. Como pueblo nasa hemos recibido muchos aportes desde el marxismo y desde otras corrientes de pensamiento, pero ante todo somos nasa y queremos seguir siendo nasa.

¿Cuánto vale un racimo de plátano? Le encargamos un racimo bien bueno acá en Bogotá, me lo trae a esta dirección calle 145 con carr…

No, venga, es que la Marcha de la comida no vende, solo comparte los frutos de la liberación con sectores populares que están en lucha.

¿Van a llegar a la Plaza de Nariño, van a pedir audiencia con Duque? Les puedo ayudar con el contacto

Jajaja, no gracias. No nos interesa hablar con ese señor, con ningún político. En la Marcha de la comida nos encontramos pueblo con pueblo en sus propios lugares donde viven y luchan. Bueno, hasta allí por hoy. Hasta la vista.

Con quiénes tejemos para la segunda Marcha de la comida

El combo es grande y sigue creciendo:

Bogotá: Red de lucha contra el hambre y la pobreza, Colectivos de liberación Bakatá, Corporación Semillas de la tierra del Sol, Convergencia de saberes y acción territorial, Desde Abajo.

Manizales: Comunativa, Mala Hierba, Subámonos al bus del Pot, Red de huerteros, Sur común, Creapaz, Minga del pensamiento, Sábalo pro, Convergencia ciudadana todxs somos Rioblanco, La Matria, Expedición botánica, Campaña hacia otro Pazífico posible.

Medellín: Grupo de investigación en Estudios Interculturales y Decoloniales de la UdeA, Red Presencia Nasa, Semillero de investigación Wet wet fixzenxi Geratay, Semilllero de investigación en Estudios Interculturales y Decoloniales-Marinilla, Casa cultural El Hormiguero, Kasa Blanca del amor, Mesa interbarrial de desconcectados de Medellín Red de Acción Frente al Extractivismo (RAFE), Movimiento Social por la Defensa del Territorio (MOVETE)-Santuario, Antifa, Movimiento de Estudiantes al Servicio del Pueblo (MESP), Batukada-Estallido Feminista, Huerta Sumak Kawsay, Huerta liberadora Maiz rebelde, Red Colombiana de Agricultura Biológica (RECAB).

Cali: Carnaval por la vida Sandra Vivina Cuellar, Colectivo Contrastes, La Sexta, Colectivo Desde Abajo, Cabildo Indígena Universitario Univalle, Casa Fractal, Cecucol, Incinerante, Radio Carajo, Colectivo-Huerto Semillas de libertad, Colectivo-Huerto Sembrando Ando, Cabildo de Alto Nápoles, Casa El chontaduro, Ecolprovys, Concejo Ancestral Wilka Yaku.

Proceso de liberación de la Madre Tierra
Pueblo nasa, norte del Cauca, Colombia.

Leave a Reply

La Vaca

Atentamente desde el Proceso de Liberación de la Madre Tierra hacemos un llamado de colecta, una vaca como dicen acá en Colombia, con el gran objetivo de poder financiar la próxima marcha de la comida del 30 al 31 de Marzo en cinco ciudades de Colombia donde iremos a compartir los alimentos recolectados en la tierras en vías de liberación con gente de los procesos urbanos que también siembran y luchan.

El dinero que recojeremos por este medio servirá para financiar los trayectos de cinco buses llenos de alimentos y de gente hacia Bogotá, Cali, Medellín y Manizales.

Nuestro proceso es autónomo, no recibimos apoyo de institución alguna, de allí que hagamos este llamado a los amigos y amigas, de aquí y de allá, de todos los puntos donde nuestra voz urgente haga eco en el mundo.

¿Cómo apoyar?
Las donaciones pueden realizarse a través de la plataforma

Pot Commun

Monto reunido*: 2373€

*actualizado cada día

Gracias por apoyar!