Vamos al corte – 30 mayo 2020

Buenas buenas. Por aquí Vamos al Corte, el programa radial de la liberación de la Madre Tierra.

      Cuarta Marcha de la Comida

Descargar

Y les contamos que estamos en la realización de la cuarta Marcha de la comida. En Cali, en el Distri de Agua Blanca, los parches están en plena repartición de revuelto. La próxima semana les contaremos más detalles de la entrega de alimentos que termina el 31 de mayo.

Por ahora les contamos el durante. La recogida del revuelto, la salida del camión hacia Cali, la llegada y la conexión de cuatro lugares durante la transmisión de Vamos al corte en video, nuestra primera vez.

Y lo más importante. Esta cuarta Marcha de la comida la hicimos el 25 de mayo, fecha histórica. Ese día se cumplió un mes desde la masacre de 16 vacas liberadoras en la hacienda Canaima. Sus ‘propietarios’, perpetradores de la masacre de 20 nasas en 1991 no paran de hacer daños. Ahora se aliaron con Incauca, Asocaña y el estado colombiano en pleno para su cruzada contra la liberación de la Madre Tierra.

Triste papel de cierta gente en la historia. Mientras los pueblos defendemos la vida a costa de la propia vida, a ellos, a los Bernal Seija, a los Ardila Lulle, a los los Uribe-Duque, Trump, Bolsonaro…, el monstruo los elige para globalizar el dolor, para destruir el planeta.

El monstruo anda desatado, soltó las amarras, está experimentando toda su capacidad de maldad en todo el mundo, y parece no tener límites. Que lo diga George Floyd. En medio de su brutal cruzada, el Proceso de liberación de Uma Kiwe, en conjunto con muchos parches en Cali, acciona dos marchas de la comida en un mes, 24 de abril y 25 de mayo. Entramos en una nueva finca el 16 de mayo, otro punto de liberación, para tumbar la caña, sembrar alimentos, proyectar nuevas marchas de la comida.

La liberación no está en cuarentena. Convocamos a no ceder, a fortalecer la resistencia, a accionar los sueños porque dormidos no sirven. ¿Y si cada rincón del planeta fuera un punto de liberación?

Con George Floyd en el corazón, les decimos, Vamos al corte.

 

Leave a Reply