La liberación entra en dos nuevas fincas de la agroindustria capitalista

Norte del Cauca, Colombia. 18 de Octubre 2019.

El proceso de liberación de la Madre Tierra comunica a los pueblos y comunidades en lucha:

Hoy hemos entrado en dos nuevas fincas, Chimán y Moras 2. Las dos suman más de 500 hectáreas llenas de caña para etanol. Cortamos caña, construimos cambuches y sembramos maíz y colinos de plátano. Ver reportaje fotográfico.

Hoy hemos iniciado la reforestación y cuidado de los ojos de agua y los arroyos en dos fincas que en poco cumplirán cinco años en proceso de liberación. A estas fincas les llamamos aldeas o puntos de liberación. Sembramos estacas de nacedero, ortigo, platanillo y guadua en dos ojos de agua en dos puntos distintos. Ver reportaje fotográfico.

El estado colombiano respondió con prontitud: En Chimán y Moras 2 el esmad (policía anti liberación) nos atacó con gases, recalzadas y balas. No tuvimos heridos ni golpeados.

Ahora les contamos por qué liberamos, por qué reforestamos.

No se les hará raro que en su afán de crecimiento económico, el monstruo capitalista ha aumentado las hectáreas de caña. En el valle geográfico del río Cauca ya suma más de 400 mil hectáreas.

El clima de la región está cada vez más impactado por el cultivo de caña, a lo que se agrega la quema que los ingenios usan como forma de cosecha. La pavesa (ceniza) de la caña vuela hacia los pueblos del norte del Cauca contaminando todo.

La caña ha sido sembrada hasta las orillas de los ríos y arroyos. Los ojos de agua fueron arrasados. Miles de samanes, guacaríes y ceibas fueron aniquilados en los últimos tiempos. La agroindustria cañera convirtió el bosque seco tropical en un desierto de caña. Los pozos que la agroindustria perfora para regar la caña profundizaron los nacimientos de agua.

Y en su afán de crecimiento económico, el monstruo capitalista se ensaña contra nuestro territorio en el norte del Cauca para controlarlo, dominarlo, explotarlo. Ha sembrado el caos para pescar en río revuelto. Los grupos armados que operan en la región nos atacan por igual, asesinan kiwe thegnas para arrinconarnos y sembrar terror. Como si los kiwe thegnas fueran el enemigo; el enemigo se sienta en la casa de nari (centro de gobierno en Colombia) y en otros butacos del estado y andan por la vida y en la tele lo más de campantes.

Hoy, a pocas lunas de cumplir cinco años viviendo en estas fincas, caminando la plataforma de lucha del cric, podemos decirles que en más de 3000 hectáreas de tierra ya no crece caña donde antes crecía. A cambio crece el monte, vuelven los animales silvestres, vuelve el Duende. Hemos retornado a vivir en una tierra que guarda la memoria de nuestros ancestros; una tierra que habíamos perdido en un largo proceso de despojo y usurpación que los capitalistas niegan de mil maneras.

Porque la Madre Tierra tiene memoria, hoy hemos entrado en dos nuevas fincas y empezado la recuperación de los ojos de agua.

Porque hace dos meses nos reunimos en La Albania con muchos parches de ciudades y campos del mundo y nos comprometimos a reforestar y cuidar los ojos de agua y los arroyos que cruzan las fincas en proceso de liberación, hoy empezamos la reforestación de dos ojos de agua.

Porque al ritmo que vamos la Tierra se calienta más y más y la vida se extingue, hoy empezamos la restauración de los ojos de agua. Si cada rincón del planeta es un punto de liberación, frenamos el calentamiento y gozamos de la vida sabrosa.

Y porque en los territorios indígenas la gente ha crecido, las familias aumentan y en las montañas donde debería crecer monte, la gente se apeñusca y el vecino de arriba orina al vecino de abajo, hoy hemos entrado en dos nuevas fincas.

Ya que al estado le quedó grande y no le interesa  la protección de la Madre Tierra y el goce de la buena vida, las hacemos por vía directa y sin pedirle permiso. Pues ya está más que claro que el estado no fue inventado para eso sino para todo lo contrario: obvio, hoy el estado es una oficina de las corporaciones.

Desde las dos nuevas fincas y los dos ojos de agua en proceso de liberación, hacemos un llamado a cuidar el territorio y a liberar la Madre Tierra. La Tierra es nuestra madre y no un botín del capitalismo.

A los pueblos y procesos vecinos les decimos que respetamos las tierras colectivas y de pequeños propietarios, que nuestro objetivo son las tierras en manos de los ingenios cañeros, en manos del monstruo capitalista.

A los pueblos y procesos cercanos, les invitamos a sumarse a las próximas mingas de corte de caña y a las mingas de reforestación. Por nuestros canales internos les haremos saber las fechas.

Despedimos este comunicado con lo que dijo en Vamos al corte (nuestro programa radial) un liberador en los tres años del punto de liberación de Vista Hermosa, celebrados el 12 de octubre: lo más que me ha gustao es ver esto de aquí pa abajo sin caña. Porque esto antes era un cañal y veía los aviones fumigar y uno absorberse ese veneno. Esto estaba mirao que esto tenía que quedar sin caña, se vino lo que se pensaba antes. Estamos en lucha y no desfallecemos.

Proceso de liberación de la Madre Tierra
Pueblo nasa, norte del Cauca, Colombia.

Primer cambuche construido en las nuevas fincas que entran en proceso de liberación. Hecho con guadua y hoja de caña.

Empieza la restauración de un ojo de agua en una finca en proceso de liberación hace cinco años.

Leave a Reply