Primera jornada de conversa en el encuentro internacional de liberación de la Madre Tierra

Desde la mañana del 4 de agosto estando reunidos(as) en el Encuentro internacional de liberadores y liberadoras de la Madre Tierra, echamos a rodar la conversa haciendo memoria sobre la experiencia del proceso de liberación en el norte del Cauca dejando claras sus razones para comprender sus sentidos.

Seguido de esto escuchamos algunas de las voces y las experiencias presentes en el este punto de liberación, las cuales provenían de distintas geografías rebeldes y latitudes del planeta para reconocernos en nuestros pensares y nuestros haceres, ellas son:

Semillas de la tierra y el sol (Suacha).

Proceso del barrio Nueva Jerusalén (Medellín).

Movimientos por la tierra y el territorio (Bolivia).

Copinh (Honduras)

La sexta (México).

Nasa tul (Cauca).

Semillas del futuro – Proceso de etnoeducación de Caloto (Cauca).

CRIHU (Huila).

Movimiento estudiantil al servicio del pueblo (Medellín).

Alternativa popular (diferentes territorios del país).

SINDESENA (Medellín).

Jubilados del magisterio de Antioquia.

Proceso en defensa del páramo del Sumapaz (Fusa).

Proceso de lucha en contra de la construcción del nuevo aeropuerto de París. (Francia).

Cabildo Nasa de Jumbo (Valle del cauca).

Movimiento juvenil regional y zonal, Álvaro Ulcué (Cauca).

Pueblos en camino (Cauca).

Semillero investigativo y pedagógico de Tierra Adentro (Cauca).

Consejo Regional Juan Tama. (Tierra adentro).

DECOIN (Defensa y conservación ecológica de Intag) (Ecuador).

Ríos vivos (Colombia).

Asociación Puerto Valdivia (Antioquia).

Comunidad de Paz de San José de Apartadó (Antioquia).

Proceso en contra de la minería en Cajamarca (Perú y Colombia)

Entre otros procesos e individualidades presentes de lugares como el Valle del Sibundoy -Tabanok- (Alto Putumayo), el Resguardo Embera Chamí San Lorenzo (Río Sucio, Caldas), Medio San juan (Chocó), Medellín, Bogotá, Palmira, Cali, por nombrar algunos.

El día se fue consumando, las palabras se hacían propuestas y tejidos para los diferentes procesos, en esto cayó la noche y con ella la música propia, la poesía, el rap, los cantos africanos y las gaitas que en su letras como en sus sonidos nos invitaban a continuar liberando la Madre Tierra; De esta forma y alumbrados(as) por la luna creciente bajo un cielo despejado reímos, cantamos, tomamos chicha, nos hermanamos y nos dispusimos a dormir temprano para recargar nuestras energías  para el siguiente día.